Etiquetado: freír

Dos clásicos madrileños: bartolillos y Jacinto Benavente (II)

Clara Collantes

En esta segunda entrega de nuestra visita a la Antigua Pastelería del Pozo os presentamos una de sus especialidades, cuyo proceso de elaboración pudimos conocer paso a paso.

Nos referimos a los bartolillos, un dulce típico de la repostería madrileña cada vez más difícil de encontrar, hasta podemos decir que en peligro de extinción. Pertenecen a la categoría repostera de las frutas de sartén, un curioso título que se remonta al siglo XV y hace referencia a los dulces fritos en aceite.


angel_villamil_bartolillos_antigua_pasteleria_pozo_phoodme_spain_03

Ángel Villamil, jefe pastelero, en el taller

Los bartolillos son parecidos a una empanadilla, con forma triangular, elaborados con una masa muy fina rellena de crema pastelera. La masa se hace con harina, manteca, sal y vino blanco, y es la misma que se utiliza para hacer los pestiños. Ángel Villamil, jefe pastelero, nos contó el secreto para conseguir un buen bartolillo: la masa tiene que ser dúctil y maleable.

 
jose_luis_bartolillos_antigua_pasteleria_pozo_phoodme_spain_02
José Luis rellenando los bartolillos

Amasar, dar forma, rellenar y a la sartén. Y es que el último paso consiste en freír los bartolillos en aceite hirviendo. Los que saben recomiendan comerlos recién hechos y aún calientes. Un dato importante: en la Antigua Pastelería del Pozo no los hacen todos los días, solo los fines de semana. Eso sí, durante todo el año.

 
javier_bartolillos_antigua_pasteleria_pozo_phoodme_spain_04
Javier friendo los bartolillos

Producen habitualmente unos 150, aunque nos dicen que han llegado a elaborar hasta 600 en otras épocas. Es curioso que todos coinciden en que el consumo de este dulce ya no es el que era, quizás por las dietas que limitan los fritos.

Un habitual de esta pastelería fue Jacinto Benavente, y se cuenta que tenía paso libre hasta la cocina. Era lo que hoy llamaríamos un cliente VIP, como lo fueron otras personalidades de la vida cultural y política madrileña. ¿Celebraría don Jacinto su premio Nobel en 1922 con un bartolillo?

caja_antigua_pasteleria_pozo_phoodme_spain_05

Anuncios