Categoría: Gastronomía

Es solo rock’n’roll (y cerveza), pero nos gusta

Si bien el rock marida con prácticamente cualquier bebida que uno pueda imaginar (siempre y cuando cumpla el requisito de tener algo de alcohol en su composición), la cerveza une a rockeros de toda clase y condición a través del mundo.

Os proponemos hacer un recorrido por algunas bandas míticas de la historia del rock que han decidido, en algún momento de sus largas trayectorias, dar nombre a una cerveza.

As Beers Go By

the_rolling_stones_beer_suntory_cervezas_phood_me

Nombre: Stones Bar Rolling Hop / Fabricante: Suntory Liquors (Osaka, Japón)

La compañía japonesa Suntory Liquors lleva más de un siglo produciendo bebidas alcohólicas y refrescos con el objetivo de hacer felices a sus clientes. Su lema es “Yatte Minahare”, que significa algo así como “¡A por ello!”.

En 2012, para conmemorar los 50 años de los archifamosos (y muy rentables) The Rolling Stones, lanzaron la serie de bebidas conmemorativas Stones Bar, entre las que no podía faltar la cerveza ni, como es lógico, el logotipo que representa a esta banda desde los años 70 del pasado siglo.

Stones Bar Rolling Hop es una cerveza refrescante, hecha a partir de lúpulos de aroma cítrico y con un 4% de alcohol.

If You Want Beer (You’ve Got It)

acdc_beer_cerveza_rock_karlsberg_phood_me.jpg

Nombre: AC/DC Premium Lager / Fabricante: Karlsberg (Homburg, Alemania)

¿Qué ocurre si el rock australiano se encuentra con la cerveza alemana? Según la web oficial del grupo, esta es la cerveza adecuada para los rockeros de verdad.

AC/DC Premium Lager se fabrica en Alemania, tiene una graduación del 5% y “se enciende en tu lengua como TNT”. Podemos beberla en latas de 568 mililitros (una pinta australiana) o en barriles de 5 litros.

Y para demostrar la actitud rockera de esta cerveza, sus creadores han tenido la buena idea de llevarla de gira: LA LATA, así con mayúsculas, ha recorrido más de 11.000 kilómetros, 4 continentes y 16 países en un año.

Beer Drinkers and Hell Raisers

motorhead_beer_cervezas_rock_kronleins_phood_me

Nombre: Motörhead Bastards Lager / Fabricante: Krönleins (Halmstad, Suecia)

“Cerveza distribuida directamente desde el infierno”. Así se las gastan Lemmy y compañía, amigos reconocidos de las bebidas espirituosas de todo tipo. Pero los epítetos no se terminan ahí: leemos que esta Lager “bastarda” es “gloriosamente fresca y afrutada, con un carácter maravilloso de malta suave”. Tiene un 4,7% de alcohol y se presenta en coquetas botellas de 330 ml (lo que por estos lares llamamos tercio).

A falta de probarla por nosotros mismos, las reseñas que hemos podido encontrar sobre Motörhead Bastards Lager no son tan entusiastas como la descripción oficial. En cualquier caso, la botella merece la pena.

Wasted Beers

iron_maiden_beer_cervezas_rock_robinsons_brewery_phood_me

Nombre: Trooper by Iron Maiden / Fabricante: Robinsons Brewery (Stockport, Reino Unido)

The Trooper es el título de una de las canciones más conocidas de (los) Iron Maiden. Desde marzo de este año también hace referencia a una cerveza tipo Ale que se vende en bonitas botellas de 500 ml y tiene una graduación del 4,7%.

Robinsons Brewery, fundada en 1838, se encarga de su elaboración. Bruce Dickinson, vocalista de la banda y entusiasta de la cerveza tradicional inglesa, ha colaborado en su desarrollo.

En este vídeo, Bruce nos transmite su ilusión por participar en la creación de su propia cerveza. Se agradece su sincero entusiasmo en el proyecto, algo que tal vez se echa en falta en los casos anteriores.

Beer is Godzilla

sepultura_beer_cervezas_rock_phood_me

Nombre: Sepultura Weiss / Fabricantes: Fábrica do Chopp (Sâo Paulo, Brasil), Bamberg Bier (Bamberg, Alemania)

En 2009, para conmemorar sus 25 años de actividad, los brasileños Sepultura decidieron lanzar una cerveza especial. Esta primera edición limitada corrió a cargo de una pequeña destilería de su país, Fábrica do Chopp.

Un par de años más tarde, la banda llegó a un acuerdo con la fábrica alemana Bamberg Bier, que desde entonces se encarga de la elaboración y distribución de esta cerveza de trigo o Weizenbier, típica de la región de Baviera. Su sabor tiene el visto bueno de los cuatro componentes del grupo, y según nos dicen tiene un gusto a clavo y plátano y es ideal para el verano brasileño. Se comercializa en botellas de 600 ml y podemos hacernos también con un vaso a juego.

God Gave Rock’n’Roll (and Beer) to You

kiss_beer_destroyer_cervezas_rock_kronleins_phood_me

Nombre: Kiss Destroyer / Fabricante: Krönleins (Halmstad, Suecia)

Destroyer (1976) es un album clásico de (los) Kiss y además da una buena denominación a su cerveza. La banda tiene la gentileza de informarnos de que tal vez no la hayan elaborado ellos mismos con sus propias manos, dado que las necesitan para “tocar la guitarra y luchar contra mujeres gritonas” (sic).

Se elabora en la misma fábrica que la cerveza de Motörhead (¿serán la misma bebida?), la sueca Krönleins, fundada en 1836. Es tipo Pale Lager, su porcentaje de alcohol es del 4,7% y está envasada en latas de 50 cl. y en botellas de 33 cl. No se andan con chiquitas: se vende en packs de 24 unidades.

(No) Beer in Vain

clash_beer_cervezas_rock_upright_phood_me

Nombre: The Clash Beer / Fabricante: Upright Brewing (Portland, Estados Unidos)

Para cerrar nuestro post, hemos elegido un caso muy distinto a los anteriores. Upright Brewing elabora cerveza artesanal. Su inspiración viene de Bélgica y Francia, pero utilizan productos locales y les dan un giro que ellos denominan “Pacífico noroeste”, en referencia a su localización, al noroeste de los Estados Unidos.

El nombre de la empresa tiene que ver con el músico de jazz Charles Mingus, cuya música les sirve de inspiración.

Con esta cerveza de 6.7% de graduación (es una Pilsener fuerte) rinden su pequeño homenaje a uno de los mejores grupos de todos los tiempos: The Clash.

Anuncios

Expo FoodService 2013: la importancia del trabajo en equipo

phood_me_expo_food_service_cartel

Los días 4 y 5 de junio se celebró en Madrid el salón Expo FoodService, punto de encuentro para restaurantes, proveedores y distribuidores organizado por la revista Restauración News. La edición tuvo como lema “Todos los ingredientes de un buen negocio en hostelería”.

En phood.me Spain queremos estar pendientes del día a día de un sector caracterizado por su dinamismo, así que la tarde del martes nos escapamos a Ifema para participar en un evento que hasta ese momento habíamos seguido a través de las redes sociales.

phood_me_pasillo_expo_food_service_2013Según la organización, han acudido más de 2500 profesionales del sector Horeca
phood_me_crop_salsas_expo_food_service_2013Detalle del stand de Crop Salsa

Digital Signage, bolsas de té y más cosas

Más de 70 empresas han estado presentes en la zona de exposición. Había una zona de reunión que facilitaba el encuentro entre compradores y proveedores. Además, se realizaron distintas ponencias con el objetivo de abordar temas de interés en el ámbito de la restauración y la hostelería.

La tarde resultó provechosa. Dialogamos con Natalia González, de la empresa de comunicación Adalides y solicitamos información acerca de las actividades de Fehr Actívate, la plataforma de servicios de la Federación Española de Hostelería. También conocimos a Diana Casado, de la empresa importadora y distribuidora de té que lleva su nombre, y visitamos el stand de Pinesga para ver de cerca sus propuestas de diseño para alimentación y hostelería. Nos dio tiempo a acercarnos a Gastro Radio, que ha realizado parte de su programación desde Expo FoodService durante los dos días que ha durado el encuentro.

phood_me_diana_casado_expo_food_serviceLa encantadora Diana Casado, rodeada de sus tés
 
phood_me_pinesga_expo_food_service_2013Nos encantaron las propuestas de packaging de Pinesga
 
phood_me_gastro_radio_expo_food_service_2013El equipo de Gastro Radio posó encantado para Clara, nuestra reportera

Los chefs son humanos, no divinos

Aunque nos entretuvimos en nuestro recorrido, llegamos a tiempo a la última de las mesas redondas celebrada en la sala Barrilla, y mereció la pena. Participaban los periodistas gastronómicos Miguel Ángel Almodóvar y Luis Cepeda, el chef César Ruiz, hijo del recientemente fallecido José Luis y el presidente de la Academia Madrileña de GastronomíaMiguel Garrido. Miguel Ángel Almodóvar y Luis Cepeda defendieron un periodismo gastronómico basado en la recomendación antes que en la crítica. Nos gustó uno de los argumentos utilizados: recomendar algo es más arriesgado que criticarlo.

Miguel Garrido destacó la importancia del periodismo gastronómico como vía de acceso al mundo de la gastronomía. César Ruiz subrayó que los chefs forman parte de un equipo, algo que se obvia con el endiosamiento mediático de ciertos cocineros. Se habló también de la importancia de gestionar bien los tiempos de comida en un restaurante. Por último, Luis Cepeda hizo un fascinante recorrido por la historia de las tapas y reinvindicó su importancia en la gastronomía española.

phood_me_miguel_almodovar_cesar_ruiz_miguel_garrido_luis_cepeda_expo_food_service_2013Miguel Ángel Almodóvar, César Ruiz, Miguel Garrido y Luis Cepeda
 

La visita a Expo FoodService fue muy positiva para nosotros. Cada vez tenemos más claro que ha llegado el momento de dar el salto tecnológico en el sector de la hostelería y la restauración y queremos aportar nuestra contribución. Por otro lado nos recordaron que, sin un buen equipo, no somos nadie. Sabias palabras que procuraremos no olvidar.

Palabra de San Wich

servilletero

Porque un buen sándwich es justo y necesario

El pasado 28 de mayo se inauguró de manera oficial un nuevo San Wich en Malasaña, que llega para acompañar al original de la calle Hortaleza. El nuevo San Wich está en el número tres de una de las calles más dinámicas del barrio, la del Espíritu Santo, cuyo nombre encaja bien con el aura de santidad que rodea al restaurante que nos ocupa.

En su carta encontramos sándwiches, perritos y hamburguesas, casi todos elaborados al auténtico estilo chileno. La calidad de su comida se ha difundido de boca a oreja y en la actualidad es uno de los locales mejor valorados de Madrid a la hora de disfrutar de estas especialidades.

san_wich_phood_me_cerveza
También puedes probar cervezas y vinos chilenos, así como distintas versiones del clásico pisco sour.

Maridaje de un buen sándwich y un buen software

El nuevo San Wich de Malasaña ha elegido phood.me Spain para gestionar sus comandas. Estamos orgullosos de poder contribuir al desempeño de un restaurante con encanto como este y nos esforzaremos al máximo para conseguirlo. Instalamos nuestro software cuando el local estaba en pleno proceso de transformación.

 
gonzalo_marcos_juan_sanchez_phood_me
Gonzalo y Juan se encargaron de la instalación

Entre cables, cajas y herramientas Gonzalo y Juan colocaron las TPVs necesarias (una en barra, otra en cocina), habilitaron las tablets y pusieron en funcionamiento el programa. El equipo de phood.me al completo estuvo con ellos, ¡queríamos verlo todo!

 
san_wich_phood_meVimos cómo hacían sus características ilustraciones

 

Y llegó el día de la inauguración

Nos obsequiaron con unas cañas y una tapa de sopaipillas (masa frita de harina de trigo y calabaza acompañada de pebre). El local no tardó en llenarse de amigos, conocidos y gente del barrio.

clara_collantes_san_wich_phood_me
san_wich_barra_phood_me

En la parte de abajo, habilitada como pista de baile para la ocasión, la música y la simpatía corrían a cargo de Agustín, más conocido como dj Malasaña Man.

san_wich_tablet_phood_meUn buen sandwich, una tablet y phood.me hacen un buen maridaje

san_wich_malasana_man_phood_meDj Malasaña Man en acción

Gracias a Ricardo, Marcelo y a todo su equipo. Como bien dicen ellos mismos, hay vida antes de la muerte. Nuestra recomendación es que vayáis a San Wich pronto. ¡Nosotros volvemos seguro!

DÓNDE: calle Espíritu Santo 3, Madrid.

Cervecera Casasola

O cómo maridar cerveza artesana y cocina de calidad

La Cervecera Casasola, situada en los alrededores de Valladolid, se dedica a la elaboración de cerveza gourmet a partir de materias primas naturales y con métodos de elaboración artesanales. Los hermanos Agustín y Alfonso Perdomo-Spinola se decidieron a conseguir una cerveza exclusiva de alta calidad, lo que les llevó hace cuatro años a transformar la finca familiar de la que son propietarios.

La antigua granja convento de San Benito el Real, fundada por monjes benedictinos en el siglo XVI, se reconvirtió en el centro de elaboración de la cerveza Casasola. El agua proviene de unos manantiales subterráneos de agua pura situados en la finca, que también alberga cultivos de cebada maltera o colmenas de miel. El lúpulo es natural y procede de León, al igual que la levadura proviene de cebada del valle de Esgueva y es aislada en la Universidad de Navarra.

casasola_primaveracasasola_ness_ness

La Prima Vera y Ness Ness, dos de las variedades Casasola
 

Desde un principio, Agustín y Alfonso vieron las posibilidades que ofrecía su producto y el marco del que procede. Como ellos mismos dicen, trabajan para implantar en España el concepto de “birra turismo“. Quieren que la gente visite su factoría, situada apenas a cuatro kilómetros de Valladolid, que conozca de primera mano el proceso de elaboración y que disfrute con la cata de las cervezas. Con ese objetivo organizan degustaciones de platos elaborados con sus cervezas, maridajes con productos de la tierra que nos ofrecen otras maneras de disfrutar de la cerveza, creados por reconocidos chefs de Castilla y León y del resto de España.

El software de phood.me ya funciona en la sala de catas de la Cervecera Casasola

Hace una semanas nos invitaron a asistir a una de esas degustaciones. Era un día especial para nosotros, porque era también el estreno del software de phood.me en la Cervecera Casasola. Todo salió a pedir de boca, aprendimos con la visita guiada a las instalaciones, nos maravillaron los alrededores de la finca y, sobre todo, disfrutamos con el menú, que corrió a cargo de Carlos Gallego, chef del restaurante Los Llaureles (Torazo, Asturias).

casasola_mesa

El pan también estaba elaborado con cerveza

Efervescente de yogur con hierbabuena; maki mediterráneo de salmón y guacamole; buñuelos de bacalao preparados con cerveza La Prima Vera y mayonesa de soja; rollos de calabacín, panceta, queso manchego y langostino rebozado con Panko y alioli de cerveza Ness Ness. Estas son algunas de las delicias que pudimos disfrutar en la degustación. Muy pronto, os contaremos más cosas.

 

Antigua Pastelería del Pozo: el círculo se cierra (III)

 
antigua_pasteleria_pozo_escaparate
Relajados antes de empezar la jornada
Clara Collantes

Sábado Santo por la tarde

Me desperté de la siesta con ganas de apurar el tiempo de torrijas. Me acordé de la buena fama que tienen las de la Antigua Pastelería del Pozo y me pareció un buen plan.

Compré mi torrija y les pedí permiso para sacar unas fotos y colgarlas en twitter. Les hablé vagamente de mi colaboración en un blog de gastronomía. Mientras intentaba conseguir que se viera bien el suelo hidráulico tan chulo que tiene el local, Antonio Pérez, el encargado, me invitó a madrugar al día siguiente para ver el proceso de elaboración desde dentro.

Domingo de Resurrección (con cambio de hora) por la mañana

Visitamos el taller, con sus bandejas de monas, croissants y hojaldres recién hechos. Nos explicaron paso a paso cómo hacen los bartolillos. Nos invitaron a degustar algunos de sus dulces y pudimos comprobar que el hojaldre es realmente excepcional.

antigua_pasteleria_pozo_monas_pascua
Las monas de Pascua no se quedan atrás

El almacén conserva la estructura típica de las cuevas madrileñas. Nos hablaron de misteriosos túneles, tapiados hace mucho tiempo, que durante siglos conectaron distintos edificios de la zona. Apareció el nombre de Luis Candelas, claro, como no podía ser de otra manera cuando se juntan varios madrileños y se pronuncian las palabras “cuevas” y “túneles”.

Para nuestra sorpresa, supimos que si bien reciben pedidos desde el extranjero por teléfono, hasta ahora no han necesitado página web, ni facebook, ni twitter.

antigua_pasteleria_pozo_caja_registradora
Tecnología, la justa

En la Antigua Pastelería del Pozo nos abrieron las puertas de su casa con alegría y naturalidad. Tienen lo más importante: productos de calidad y un buen equipo humano. No hay mejor base para conseguir clientes fieles. En phood.me Spain, nos han conquistado.

antigua_pasteleria_pozo_equipo
Con una parte del equipo. ¡Gracias por todo!

Dos clásicos madrileños: bartolillos y Jacinto Benavente (II)

Clara Collantes

En esta segunda entrega de nuestra visita a la Antigua Pastelería del Pozo os presentamos una de sus especialidades, cuyo proceso de elaboración pudimos conocer paso a paso.

Nos referimos a los bartolillos, un dulce típico de la repostería madrileña cada vez más difícil de encontrar, hasta podemos decir que en peligro de extinción. Pertenecen a la categoría repostera de las frutas de sartén, un curioso título que se remonta al siglo XV y hace referencia a los dulces fritos en aceite.


angel_villamil_bartolillos_antigua_pasteleria_pozo_phoodme_spain_03

Ángel Villamil, jefe pastelero, en el taller

Los bartolillos son parecidos a una empanadilla, con forma triangular, elaborados con una masa muy fina rellena de crema pastelera. La masa se hace con harina, manteca, sal y vino blanco, y es la misma que se utiliza para hacer los pestiños. Ángel Villamil, jefe pastelero, nos contó el secreto para conseguir un buen bartolillo: la masa tiene que ser dúctil y maleable.

 
jose_luis_bartolillos_antigua_pasteleria_pozo_phoodme_spain_02
José Luis rellenando los bartolillos

Amasar, dar forma, rellenar y a la sartén. Y es que el último paso consiste en freír los bartolillos en aceite hirviendo. Los que saben recomiendan comerlos recién hechos y aún calientes. Un dato importante: en la Antigua Pastelería del Pozo no los hacen todos los días, solo los fines de semana. Eso sí, durante todo el año.

 
javier_bartolillos_antigua_pasteleria_pozo_phoodme_spain_04
Javier friendo los bartolillos

Producen habitualmente unos 150, aunque nos dicen que han llegado a elaborar hasta 600 en otras épocas. Es curioso que todos coinciden en que el consumo de este dulce ya no es el que era, quizás por las dietas que limitan los fritos.

Un habitual de esta pastelería fue Jacinto Benavente, y se cuenta que tenía paso libre hasta la cocina. Era lo que hoy llamaríamos un cliente VIP, como lo fueron otras personalidades de la vida cultural y política madrileña. ¿Celebraría don Jacinto su premio Nobel en 1922 con un bartolillo?

caja_antigua_pasteleria_pozo_phoodme_spain_05

Antigua Pastelería del Pozo: los dulces son de diez, su equipo de once (I)

Clara, nuestra responsable de comunicación en phood.me, va a contaros un ejemplo de cómo un hostelero puede cuidar a su nuevo súpercliente y cómo este, halagado por el exquisito trato recibido, le corresponde con un desinteresado reportaje en un blog. ¿No es esta una hermosa y baratísima manera de hacer marca e incentivar el consumo?

antigua_pasteleria_pozo_phoodme_spain_01

Visita obligada para los que valoran la buena repostería

Fundada en 1830, desde hace tres generaciones la Antigua Pastelería del Pozo está regentada por los descendientes de Julián Leal. Es de las pocas pastelerías de elaboración estrictamente artesanal que quedan en Madrid y creo que en nuestro país.

Antonio Pérez, el encargado del local, nos invitó a conocer el taller en un día de trabajo. Como nos contó Ángel Villamil, jefe pastelero, el proceso de elaboración de los dulces apenas ha variado en las últimas décadas. Él lo sabe bien, porque lleva trabajando allí… ¡42 años!

antigua_pasteleria_pozo_phoodme_spain_02
Ángel Villamil, jefe pastelero, nos muestra un hojaldre recién hecho

Dulce calendario

Además de los productos que elaboran a diario, la Antigua Pastelería del Pozo sigue su propio calendario repostero. De su taller salen sin parar tartas, pasteles, pastas, bartolillos y su especialidad, los hojaldres dulces y salados, únicos en su esmerado proceso.

Semana Santa es tiempo de monas de Pascua y de torrijas. Una buena noticia: hacen torrijas todo el año. En mayo llegan las rosquillas de San Isidro. El membrillo se elabora después del verano, y ya en otoño aparecen los buñuelos, los huesos de santo y las coronas de la Almudena.

A primeros de diciembre empiezan con los turrones y mazapanes y el ajetreo de las Navidades. Ángel y Antonio nos cuentan que venden miles de roscones entre los días 2 y 6 de enero. Otra buena noticia: los roscones, como las torrijas, los podemos encargar durante todo el año.

En seguida llega San Antón con sus panecillos (llamados pasta flora, mostachón y del consejo), típicos de la repostería madrileña y difíciles de encontrar. Y vuelta a empezar con las monas de Pascua, las torrijas

torrijas_antigua_pasteleria_pozo_phoodme_spain
Las torrijas de la Antigua Pastelería del Pozo no son como las demás: las hacen con bizcocho y crema
 

Habrá próximas entregas de nuestra visita guiada.

DÓNDE: calle Pozo 8, Madrid.